Horst Erich König, Hans-Georg Liebich's Anatomía de los animales domésticos. Tomo I: Aparato PDF

By Horst Erich König, Hans-Georg Liebich

Show description

Read or Download Anatomía de los animales domésticos. Tomo I: Aparato locomotor. Texto y atlas en color PDF

Similar spanish books

El Pragmatismo - download pdf or read online

Los angeles intenci? n del autor es mostrar que el pragmatismo ofrece algunas perspectivas filos? ficas y tambi? n pol? ticas bastante mejores que lo que demasiado a menudo se suele considerar como "? nica alternativa" en el presente.

Extra resources for Anatomía de los animales domésticos. Tomo I: Aparato locomotor. Texto y atlas en color

Sample text

Entre los exponentes recientes de esta corriente cabe destacar a John A. Armstrong, autor del libro Nations before Nationalism, Chapel Hill, University of North Carolina Press, 1982. 61 Ha escrito Maurizio Viroli (Por amor a la patria, Madrid, Acento Editorial, 2001): «Los pueblos más homogéneos cultural, religiosa o étnicamente no son los que tienen mayor espíritu cívico. Por el contrario, tienden a ser intolerantes, prejuiciosos y aburridos. » 31 Manuel Cruz Las malas pasadas del pasado nuevas bases.

Hay que advertir, de inmediato, que no resulta fácil encontrar autores que, de forma expresa, defiendan semejante concepción. Pero no costaría tanto localizar a quienes asumen un conjunto de tesis que, a fin de cuentas, desembocan en la misma. En su libro Contra el pensamiento único55 Joaquín Estefanía —tras observar que dicho pensamiento no pasa de ser una suerte de amalgama heterogénea de conservadurismo y liberalismo económico—, ha señalado algunos de los asertos que lo sostienen. ). 56 Dicho sea de paso, esta última tesis les habrá de resultar familiar a los de más edad: era la que defendían algunos tecnócratas del franquismo tardío, cuando afirmaban —ahora se ve claro por qué: perseguían ganar tiempo— que la democracia sería posible en España cuando se alcanzase cierto nivel de vida.

Hacen eso en vez de esforzarse, como parecería razonable pensar, en dotar de contenido político a esas instancias supranacionales e intentar por todos los medios que los ciudadanos adquieran conciencia de cuánto se dilucida en esos nuevos centros de poder. Idéntica actitud parece hallarse en esa tendencia, cada vez más extendida, a sustraer del debate político determinadas cuestiones —que, para más inri, suelen ser las que más preocupan a la ciudadanía—. ). El argumento que con frecuencia se utiliza es el de que «no hay que hacer electoralismo», argumento que bien podría sustituirse por el de que no hay que politizar las campañas electorales, es decir, no hay que hacer política en el momento más decisivo, más trascendental, de la vida democrática.

Download PDF sample

Rated 4.85 of 5 – based on 6 votes