Download e-book for iPad: Aerografia. Estrategias geograficas de las espeices by Rapoport, Eduardo

By Rapoport, Eduardo

Show description

Read Online or Download Aerografia. Estrategias geograficas de las espeices PDF

Best spanish books

Download e-book for iPad: El Pragmatismo by Hilary Putnam

L. a. intenci? n del autor es mostrar que el pragmatismo ofrece algunas perspectivas filos? ficas y tambi? n pol? ticas bastante mejores que lo que demasiado a menudo se suele considerar como "? nica alternativa" en el presente.

Extra info for Aerografia. Estrategias geograficas de las espeices

Sample text

La figura 6-A constituye un caso extremo, en que todas las subespecies poseen una porción de frontera externa; otro caso extremo, no representado en la figura, sería el de una subespecie que ocu­ para todo el borde externo mientras que las restantes quedarían interna­ mente incluidas. Suponiendo la existencia de fronteras nítidas entre las subespecies —suposición no siempre correcta según Lidicker (1962)—, ¿cuál sería el modelo para los mamíferos? AL FINAL A B Figura 6. Dos métodos para dividir un área en 16 fragmentos correspondientes a subespecies.

Esta conclusión es equivalente a la mencioCuadro 10. Ocupación de tierras por los más grandes terratenientes (valores me­ dios en mamíferos de América del Norte), de acuerdo con el área de cada especie y el número de sus subespecies. Valores entre paréntesis indican una sola, observación. REPARTICIÓN DE TIERRAS ENTRE LAS SUBESPECIES 57 nada anteriormente, en el sentido de que las especies con áreas reducidas muestran una distribución más equitativa de tierras entre sus subespecies o, viceversa, cuando mayor es el número de subespecies más equitativa es la tenencia de tierras.

De todos mo­ dos, y a pesar de sus flaquezas, los resultados nos refuerzan la sospecha de que el "efecto-frontera" realmente existe, hecho que reviste cierto in­ terés para entender algunos aspectos geográficos de la evolución. Por lo REPARTICIÓN DE TIERRAS ENTRE LAS SUBESPECIES 49 Cuadro 8. Proporción de subespecies internas, limitando con el "hueco" en el caso de "especies arealmente anulares". Figura 9. Dos modelos para las "especies anulares". A con hueco preexistente (área inhabitable); B con hueco formado después del establecimiento y subespeciación de la especie.

Download PDF sample

Rated 4.53 of 5 – based on 40 votes